jueves, abril 10, 2014

Lost In Japan: Koyasan & Kyoto I

Después de ver Hiroshima y Miyajima, parto temprano rumbo al norte, al Monte Koya, el centro del Budismo Shinghon, una secta budista que fue introducida en Japón en 805 por Kobo Daishi.

Día 14 - Koyasan

Son las 8:00 de la mañana y ya estoy en la estación para ir a Koyasan, más de 4h de trayecto y 4 transbordos me esperan. Con apenas 5min de tiempo entre un tren y otro, cargado con las maletas y sin conocer las estaciones, cada transbordo se convirtió en una carrera frenética por encontrar el camino correcto.

Small-1


Small-2

Finalmente, tras haber perdido solamente un tren, llego a Koyasan pasadas las 13:00. Dejo las maletas en mi shukubo (templo budista con alojamiento para turistas) y me dirijo a la oficina de turismo para conseguir un mapa, y comprar el bono para visitar todos los templos por 2.000Yens (14€). Con todo preparado empiezo a visitar el pueblo.

Small-8

Small-3

Small-4

Small-6

Small-7

El primer templo que visito es el Kongobuji, un bonito templo de 1593 con el jardín de piedra más grande de Japón.

Small-9

Small-10

Small-11

Uno de los atractivos de este templo es poder sentarte a tomar té caliente y galletas en una gran sala de tatamis.

Small-12

Small-13

Small-14

Small-15

Una vez visto este templo, fui directo al Daishi Kyokai, el centro administrativo del Budismo Shinghon, donde se puede realizar la ceremonia Jukai. Fui a última hora con la esperanza de que no hubiera más gente y bingo! estaba solo!

El edificio al que entré se veía bastante moderno, no tenía aspecto de templo, así que no sabía muy bien a qué atenerme. Había leído que la ceremonia tenía lugar en una sala oscura pero pensé que algo de luz se vería. Iba con pocas expectativas, pensando que sería una turistada. Me senté en una sala de espera y vino un monje que me explicó cómo funciona todo. Finalmente me llevó a una sala que sí era de estilo budista muy decorada y con apenas cuatro velas.

Me senté en el tatami y hacía mucho frío. Unos instantes después empiezo a escuchar los cánticos mientras la sala estaba totalmente a oscuras, las 4 velas apenas iluminaban nada. Entraron los dos monjes, el maestro y el ayudante cantando. Además de una forma que hace que las cuerdas vocales vibren de forma extraña.

Yo estaba solo, pasando frío y nervioso porque luego tenía que repetir los cánticos en japonés. Literalmente temblaba! El maestro se sentó delante mío en una especie de tarima, y las velas de atrás alcanzaban a iluminar únicamente su silueta, mientras él seguía con sus cánticos y haciendo gestos con las manos mientras preparaba los utensilios para el ritual. Me sentía cada vez más pequeño.

Finalmente me toca repetir los sutras y lo hice de la mejor manera que pude, ya que no tengo ni flowers de japonés, pero creo que lo hice bien (como mínimo espero sacar un notable). Al final de la ceremonia el maestro me llamó por mi nombre, me levanté (como pude, tras media hora sentado a la japonesa se te duermen las piernas) y me senté delante de él, momento en el cual me dijo en inglés "thank you for coming today" y me dio un amuleto. Ese momento se me quedó marcado en mi memoria, pues pude percibir la energía que emitía el monje y sus palabras al darme ese pequeño amuleto poseían mucha fuerza. Salí de ahí cambiado.

Después de el ritual, volví a mi shukubo a las 17:30 para cenar shojin ryori, la comida vegetariana de los monjes (la cual no me gustó mucho).

Small-16

Small-17

Después de cenar, fui a darme un baño en el onsen del templo, otra vez solo disfrutando de las aguas termales y para acabar volví a mi habitación para practicar el shakyo, una especie de pergamino con los sutras ligeramente impresos para que los repases con un pincel. Esto es una forma de meditación debido a la concentración que va ligada al culto a los sutras, la literatura y su caligrafía.

Small-18

Small-19
Tardé 1h30min aprox y empecé por el final... ヽ(´ー` )ノ

Día 15 - Koyasan

Me despierto a las 6:45 para asistir a la ceremonia de los rezos matutinos de las 7. He pasado frío por la noche (estamos en pleno invierno y en una montaña a más de 1.000m sobre el nivel del mar). Salgo de mi habitación y me dirijo a la entrada, de ahí me llevan a una sala donde hace mucho frío. Me siento en el tatami junto a otros huéspedes y esperamos a que lleguen los monjes.

Small-7

Finalmente vienen dos monjes, empiezan a recitar cánticos y sutras mientras tocan un cuenco metálico durante unos 30min. Al acabar nos llevan a la entrada, nos calzamos y salimos a la calle (son las 7:30 y no llevo chaqueta) y entramos en un pequeño templo adyacente, ahí hay otro monje preparando un fuego (gracias Buddha!) al cual le echa hierbas y especies raras mientras otro monje sigue cantando y tocando el tambor a diferentes ritmos. Pasan unos tablones de madera por el fuego para ¿purificarlos? y acabamos el ritual haciendo una reverencia a una estatua de un dios.

Vuelvo a las 8:00 a mi habitación y ahí tengo el desayuno vegetariano esperándome.

Small-1

Después de desayunar, me di un pequeño paseo por el templo antes de salir a visitar el resto del pueblo.

Small-2

Mi primera visita del día era el cementerio Okunoin, donde Kobo Daishi descansa en eterna meditación. Es el cementerio más grande de todo Japón, se calcula que hay más de 200.000 lápidas, que se funden con el bosque dándole un aspecto místico increíble. Aún siendo un cementerio pasear por Okunoin te llena de paz.

Small-3

Small-4

Small-5

Small-6

Small-8

Small-9

Small-11

Una vez visto el cementerio, mi siguiente parada era el mausoleo de Tokugawa, el cual aun siendo bonito, me decepcionó un poco pues es muy pequeño. Desde ahí el resto de templos estaban uno al lado del otro por lo que los vi relativamente rápido.

Small-12

Small-13

Small-15

Small-16

Small-17

Small-18

Small-19

Small-20

A las 17:30 ya estaba de vuelta en el templo para cenar, disfrutar del onsen y leer un poco antes de ir a dormir!

Small-21

Día 16 - Kyoto

Amanece un día cargado de lluvia en Koyasan, he vuelto a pasar frío y esta vez espero a que me traigan el desayuno mientras preparo la maleta para ir a Kyoto. Cojo el bus que me lleva a la estación y el tren cremallera se retrasa, lo cual hace que pierda un tren express y llego a Kyoto a las 15:00. Como algo y voy a visitar un poco los alrededores de mi hostal.

Small-1

Small-2

Small-3

Small-4

Small-5

Small-6

Small-8

Small-9

Small-10

Small-16

Tras visitar el santuario Yasaka, sigo paseando hasta el barrio de Gion, el barrio de las Geishas, con la esperanza de encontrarme alguna en esta lluviosa tarde de invierno.

Small-11

Small-12

Small-14

No tardé ni 10min en encontrarme con una geisha que se protegía de la lluvia con un wagasa (paraguas japonés). Apenas tuve tiempo de encender la cámara y disparar dos fotos.

Small-13

Satisfecho con haber "cazado" a una geisha me vuelvo al hostal a hacer la colada y preparar mis siguientes días en Kyoto.

Día 17 - Kyoto

Madrugón del 15 para aprovechar bien el día. Mi primera visita es el Kinkakuji (templo dorado). Voy en bus y tardo más de lo esperado. Mi idea era llegar a primera hora para evitar la horda de turistas.

Small-1

Small-2

Small-3

Da igual desde dónde lo mires, este pequeño templo dorado es precioso desde todos sus lados...

Small-4

El siguiente templo era el Ryoanji, que se encuentra a 1km caminando aprox. Este templo tiene el jardín de piedra más famoso de Japón.

Small-5

Small-6

Small-7

Small-8

Vuelvo a caminar otro kilómetro hasta llegar al Ninnanji.

Small-9

Small-10

Small-11

Small-12

Small-13

Small-14

Mi siguiente parada era el bosque de bambú de Arashiyama, camino hasta la estación y enseguida me planto allí.

Small-15

Small-17

Small-19

La primera impresión de este bosque me decepcionó, pues había muchísimos turistas y no había la densidad de bambú que esperaba, pero seguí adentrándome en el parque, alejándome de la masa de turistas chinos. Por el camino me encontré a una geisha que aguantaba con una paciencia estoica las fotos de los curiosos.

Small-20

Small-21

Small-23

Intenté hacerle una foto sin molestarla demasiado, y al girarme me encontré con otras dos geishas que iban como cazas esquivando a la gente, con la cabeza agachada para no perder el tiempo.

Small-24

El haber visto a tantas geishas (o maikos) en los dos primeros días en Kyoto me hizo pensar que no son tan difíciles de ver como creía, no obstante llaman tanto la atención que es imposible no acercarte cuando ves a una.

Empezaba a hacerse tarde así que fui al templo Sanjusangendo, fundado en 1164, es la estructura de madera más larga de Japón (120m), y posee una colección de 1.001 estatuas de 1,5m del dios Kannon, cada uno diferente y con 42 brazos.

Small-25

Además, en este templo se celebraba el Tōshiya, un torneo de tiro con arco, donde Wasa Daihachiro disparó 13,053 flechas (8,133 dieron en el blanco, un 62%) durante 24h de manera interrumpida en 1686.

Mi última parada era el santuario de Fushimi Inari, lugar que se hizo famosísimo tras la película "Memorias de una Geisha".



Small-27

Small-29

El recorrido por la montaña es bastante largo, y mi intención era subir hasta la cima, pero empezaba a anochecer y cada vez había menos luz, por lo que tuve que abortar misión a la mitad y volver.

Small-31

No obstante, por lo que vi y recuerdo de la anterior vez que estuve, la zona más bonita está al principio, donde hay los dos caminos de toriis.

Small-32

Small-34

Ya se había hecho de noche, y me fui a pasear por Pontocho, en busca de un restaurante para cenar que no fuera excesivamente caro.

Small-35

Small-36

Small-37

Small-38

Próximamente más!

No hay comentarios: